Mi partida de nacimiento online dating 100 free dating sites canada no credit card

En el capítulo 3 os contaré si terminé siendo el primer hombre de la historia en tener un orgasmo bajo un escáner de resonancia magnética funcional. Al fin y al cabo, durante la investigación para mi último libro, El ladrón de cerebros , participé encantado en un estudio de Harvard para comprobar si un escáner cerebral idéntico al de Komisaruk podía detectar mis mentiras.Pero antes querría detenerme un momento para reflexionar sobre la súbita reacción que tuve a las pocas horas, tras mi respuesta negativa: « ¿Vergüenza? También dejé que estimularan eléctricamente una parte de mi corteza frontal en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos con el objetivo de averiguar si aprendía una tarea motora con mayor rapidez.Me he mareado dando vueltas en una centrifugadora de radio corto del Massachusetts Institute of Technology MIT para analizar cómo reaccionaba mi cuerpo a la ausencia de gravedad.

mi partida de nacimiento online dating-68mi partida de nacimiento online dating-29

Ella se escapa, pero los investigadores han distinguido algo peculiar. Se ve que este acto reflejo es un vestigio evolutivo muy conservado en los mamíferos y denota que la hembra está excitada y preparada para la penetración. Y así varias veces, intercalando lapsos de tiempo en que parecen descansar. El sexo logra revertir la aversión ante un estímulo programado genéticamente para resultar repugnante y prevenir de infecciones mortales.

Esta vez logra quedarse a unos pocos pasos, y de repente nota un olor peculiar. Es un perfume intenso que Jacob nunca había olido antes. Sólo da la sensación de pretender escapar cada vez que Jacob la toca o acerca su rostro a ella.

Cuando Sandra nota el contacto, da un brinco y se aleja.

Era enero de 2012 y yo estaba documentándome para escribir este libro sobre la ciencia del sexo.

Ser voluntario en un experimento de la reconocida Universidad de Rutgers me pareció una gran oportunidad para comprender desde dentro este tipo de investigaciones. Más tarde, cuando Barry me explicó que mi misión sería estimularme manualmente bajo un escáner de resonancia magnética funcional que mediría la actividad de diferentes áreas cerebrales mientras yo me excitaba y alcanzaba el orgasmo, le dije que debía pensármelo. La imagen recreada en mi mente tenía un punto aterrador.

Leave a Reply